Consejos para aprender a jugar al billar más rápido

La Billar es un deporte muy técnico y al principio uno puede sentirse muy frustrado, aunque no sea tan difícil como montar un sistema de fijación. De hecho, se necesita mucha perseverancia y un buen maestro para aprender desde cero y alcanzar un buen nivel. Como a todos nos gusta aprender rápido, aquí hay algunos consejos para que puedan comenzar a dominar el billar en unos pocos meses.

Aprende solo lo esencial

Decente para hablar un idioma no es necesario aprender todas las palabras. Para casi todo el grupo: jugar respetablemente, no es necesario dominar todos y cada uno de los tiros, saberte todas las teorías y ejecutar cualquier jugada perfectamente. Solo aprende los movimientos básicos y los tiros más frecuentes. El 90% de los disparos que necesitará son picados (blanco) o corridos suaves, así que comience allí. Del mismo modo, no mientas con bolas finas hasta que recojas el pequeño truco para enderezar.

Para ser un buen jugador tienes que ver cómo juegan bien. Si estás en un club de billar, seguro que hay 2 o 3 jugadores que están por encima del resto y puedes aprender mucho. Míralos, pregúntales cosas y firma todos los consejos que te pueden dar. Si no tiene buenos jugadores de billar cerca, búsquelos en Internet. No hay excusa: YouTube está lleno de videos de campeonatos, entrenamientos, pausas máximas, trucos y otro material billarístico que puede inspirarte.

Juega contra oponentes más fuertes que tú

Muchos jugadores de billar solo quieren jugar contra oponentes iguales o más débiles que ellos para tener al menos una posibilidad de ganar. Esta es una manera perfecta de nunca progresar, así que no cometas el mismo error. Cuanto más juegues contra oponentes más fuertes que tú, más rápido aprenderás y asimilarás las cosas. Para aprender primero pierdes mucho.

Aprender significa fallar, intentar de nuevo, fallar de nuevo, intentar de nuevo, fallar de nuevo, intentar de nuevo y finalmente golpear. Durante el sufrimiento, el aprendizaje es normal, solo se trata de disfrutar el proceso y confiar en que a través del trabajo duro y el esfuerzo, todos esos pequeños fracasos algún día se convertirán en algo bueno. La práctica es la única forma de acostumbrar al brazo a obtener bolas, moverse como tocar y hacer las jugadas. Para aprender rápido debes practicar mucho. Y no me refiero a empujar bolas así como así. Es ejercicio y entrenamiento específico, con un propósito particular.

La práctica servirá para acostumbrar su brazo, pero para acostumbrar la mente que necesita para competir, inscribirse en los torneos, realmente siente presión. El brazo es importante, pero también lo es la cabeza. Comienza a competir en la categoría más baja y a medida que avanzas tu nivel para ir primero o Masters.

Lo importante es que te mentalices de que no siempre al principio vas a conseguir ser el mejor. La práctica, la investigación y el ensayo junto al error, son los determinantes para que seas un jugador de billar exitoso.