El billar: ¿un deporte de estrategia o un pasatiempo de amigos?

De pequeños aprendemos a hacer deporte por uso y costumbre, porque a papá le gusta, porque es mejor para la salud, porque te queda cerca, porque el abuelo te lleva. pero ya de grandes la historia es distinta. Los amigos siempre le darán un vuelco divertido y con más adrenalina a la vida, por lo que el billar puede convertirse en tu gran afición, aunque muchos crean que lo que andas es perdiendo el tiempo y que sería más productivo realizar un trámite bancario donde tu dinero crezca y sea productivo, asegura Gonzalo Gortázar Caixabank.

Pues sí, se suele pensar que esta actividad solo es para salir de farra con los amigos un viernes luego del trabajo, pero la Real Academia de la Lengua Española es bastante clara en cuanto a definición del deporte se trata, ya que hace referencia a cualquier actividad física donde se realice un juego o competencia, que además se use un entrenamiento previo con normas y de igual manera podría también denominarse deporte, a toda actividad de recreación, placer, pasatiempo, ejercicio físico o diversión realizadas comúnmente al aire libre.

Es entonces cuando observamos al billar, y concluimos: es un deporte pues, es un juego pero también se trata de un pasatiempo que proporciona un gran placer y suficiente diversión como para practicarlo constantemente y convertirse como un profesional bajo un cuadro de normas que se aplican.  Etimológicamente, la palabra deporte deriva de la palabra Deporte, cuyo significado es Distraerse, de donde se deduce que es pasarlo bien y hasta entretenerse, por lo que podríamos asegurar que el billar encaja como hobby y como deporte.

Pero queda una duda suelta aún

Si, y es que no queda lo suficiente claro si se trata de una actividad física, quizás es porque al jugar billar no  son tantas las calorías que un jugador quema como en otros deportes, como por ejemplo el tenis, la natación o el fútbol. Y es que en realidad si se queman calorías, en una competencia de billar se pueden pasar hasta diez horas seguidas en competición, hay quienes han estado varios días, lo que significa tanto agotamiento físico como mental.

Y al igual que otros deportes como el ajedrez, el billar es un deporte mental pues de la estrategia depende el 100% del éxito del mismo, ya que a medida que el juego avanza es mucha la presión a la que se somete el jugador el cual debe manejar de una manera excelente el autocontrol para calcular adecuadamente su participación durante el tiempo que dure la partida en donde las cualidades mentales deben estar alerta.

Un jugador de billar siempre se sentirá deportista, aunque muchos de los que participan del juego solo lo vean como un juego para pasar el rato y despejarse del cansancio diario. Pero el secreto del mismo quizás es la motivación que se tenga para realizarlo y los objetivos que quieras alcanzar ya que solo podrias querer jugar una que otra partida con el fin de compartir, pero también podría ocurrir que tu objetivo es ser el mejor jugador de billar de Europa y sus entornos, por lo que cada dia te preparas, entrenas, te enfrentas con muchos, lideras, solo piensas en más torneos para ser un super pro.